La ministra de Agricultura y el presidente de Castilla-La Mancha presidieron el acto institucional del Centenario de El Progreso, al que acudió la Corporación de Villarrubia de los Ojos

1La alcaldesa Encarnación Medina destacó la importancia de esta entidad y anunció que el Ayuntamiento le entregará una distinción especial en la noche inaugural de las Fiestas Patronales.

La alcaldesa Encarnación Medina al frente de toda la Corporación Municipal de Villarrubia de los Ojos asistieron al acto institucional central que organizó la Cooperativa Oleovinícola El Progreso de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real) en la tarde-noche del pasado viernes 26, que presidieron la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina y el presidente de Castilla-La Mancha Emiliano García Page. El Consejo Rector de la Cooperativa y la Alcaldesa de Villarrubia de los Ojos dieron la bienvenida a las más de 2.000 personas que acudieron al acto, en el que se reconoció a los presidentes que tenido la entidad desde el año 1917, año de su fundación, así como a los presidentes de las cooperativas La Manchega y La Labradora en el momento de la fusión, que tuvo lugar en 1967.

Al acto, celebrado en la propia Cooperativa y presentado por los periodistas villarrubieros Ángel Sánchez-Crespo, de CMMedia, y Pilar Romero, de Radio Surco, además de nuestra Alcaldesa y la Corporación Municipal, la ministra de Agricultura, y el presidente de la JCCM, asistieron, el consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez-Arroyo, haciendo de anfitriones el presidente de la Bodega, Cesáreo Cabrera, y todo su Consejo Rector, y el embajador del Centenario, Fernando Romay.

El actual Consejo Rector de la Cooperativa quiso que este acto sirviera también para reunir a todas las personalidades políticas de la región que están apoyando, de una forma u otra, el crecimiento de El Progreso. Por eso, no quisieron perderse el acontecimiento el delegado del Gobierno, José Julián Gregorio; los parlamentarios nacionales Carmen Quintanilla y Carlos Cotillas; la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, alcaldes y concejales de localidades cercanas, entre otras autoridades regionales, provinciales y locales.

Además, asistieron también representantes del mundo cooperativo y agrario de la región, así como del sector financiero como Pedro Barato, presidente nacional de ASAJA; Rafael Torres, presidente de la Cooperativa Virgen de las Viñas y vicepresidente de Globalcaja, Gregorio Martín Zarco, presidente de la DO La Mancha, Ángel Villafranca, presidente de Cooperativas Agroalimentaria; Andrés Gómez Mora, presidente de la DO Montes de Toledo, etc, y representantes de unas 15 cooperativas de la región.

Amenizado por la Agrupación Musical Virgen de la Sierra con escogidas piezas intercaladas entre las intervenciones principales interpretadas por la soprano Elena Valdelomar, nacida en Villarrubia y prestigiosa profesora de Canto en el Conservatorio Victoria de los Ángeles de Madrid, el evento arrancó con el Himno a la Virgen de la Sierra, tras el que nuestra alcaldesa, Encarnación Medina, se dirigió a los presentes con un discurso en el que sobre todo destacó el importante papel que El Progreso, como empresa, ha tenido en esta localidad, motivo por el que el Ayuntamiento ha formado parte del Comité Organizador de los actos del Centenario.

Medina recordó que la agricultura ha sido “el motor” gracias al que Villarrubia ha podido atravesar tiempos difíciles y seguir avanzando: “Cuando la industria de la construcción dejó de proveer a nuestras familias, El Progreso ha contribuido a levantar la economía de miles de familias”. Por eso, dijo, el Ayuntamiento “siempre ha estado, en los buenos y en los malos tiempos, al lado de la Cooperativa” y este año, con motivo del Centenario pero también por su contribución a sostener la economía de la localidad, anunció, el Consistorio le entregará una distinción especial en la noche del pregón de las fiestas patronales.

Seguidamente fue el turno para el presidente de la Cooperativa que recordó que para celebrar el Centenario, la Comisión Organizadora, integrada por la Cooperativa, el Ayuntamiento, la UCLM y representantes de la sociedad villarrubiera, diseñó un calendario con más de 30 actividades que comenzó en enero y que se está desarrollando con una gran respuesta de participación.

Fue el de Cesáreo Cabrera un discurso cargado de agradecimientos a los cientos de trabajadores que en estos años han pasado por la Cooperativa, a los socios y a todos los asistentes, pero también en el que destacó hitos y retos. “Por si no teníamos bastante este 2017, con cuidar y cultivar nuestras más de 10.000 hectáreas de viñedo y 3.500 de olivar, viajar por medio mundo vendiendo nuestros productos, y organizar este Centenario, pues nos hemos metido en más líos. En este 2017 nos hemos propuesto alcanzar la máxima seguridad alimentaria, con la implantación de la norma de calidad ISO 9001 de Seguridad Alimentaria, y apostar por la integración cooperativa con la constitución de Vidasol, cooperativa de 2º Grado formada por El Progreso junto con Los Pozos de Daimiel”, dijo.

Cabrera avanzó que a Vidasol se sumarán 3 nuevas cooperativas de Ciudad Real y Toledo que, unidas con Hispánica de Comercialización, fruto de la fusión de cinco cooperativas de Albacete y Cuenca, conformarían la principal comercializadora de Europa con venta de vinos de cinco DO.

Tras el presidente, intervino el Embajador del Centenario y exjugador de baloncesto, Fernando Romay, que consiguió despertar más de una carcajada entre los presentes. De los cooperativistas destacó su entusiasmo y su pasión por transmitir la cultura del vino y sus beneficios para la salud, como ocurre también con el aceite. “Mostráis pasión por elaborar un producto bueno y también porque este producto sea agradable para la sociedad”, dijo mostrando una botella de la edición limitada del Centenario. “¿No os parece más un trofeo que una botella de vino?”, les preguntó.

Romay animó a los integrantes de El Progreso a seguir con la misma pasión, y, cuidando su hermoso paraje, la vega del Guadiana, “y con tanta pasión y tanta vega, pues, no me extrañaría que el 30 de junio durante los 12 Premios Nacionales Vinos Ojos del Guadiana os dé por traer a la cantante Pasión Vega para cerrar la gala ¿por qué no?”, finalizó.

Reconocidos los 12 presidentes y los 2 de la fusión

Tras esto, se entregaron los reconocimientos a todos los presidentes o familiares de presidentes de El Progreso y a los de La Labradora y La Manchega, que fueron recibiendo sus medallas de las autoridades principales: el fundador Francisco Fontecha Román, (presidente 1917-1919); Máximo Redondo Villegas (1925-1926); Isidoro Villalobos Camacho (1927-1928); Rafael Sánchez-Crespo Cañadilla (1929-1934 y 1944-1949); Cristóbal Zamora Zamora, (1935-1938); el fundador Pedro Díaz del Campo Pérez-Cacho, (1939-1941); Leocadio Muñoz Guijarro, (1942-1943); Pedro Ortiz Úbeda (1950-1958); Pablo Urda Villanueva (1958-1961); Luis Villalobos Villalobos (1961-1963); Germán Redondo Valverde (1963-1966); José Zamora Sánchez-Crespo, (1966-1996) Clemencio del Prado Solís (presidente de Coop. La Manchega 1966-1967) y Augusto Jerez Buitrago (presidente de Coop. La Labradora 1962-1967).

Intervino a continuación la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, quien destacó la evolución que ha vivido el campo español, y el sector vitivinícola, en los últimos cien años. “Esta cooperativa nació sabiendo que nacía para progresar y lo que era un proyecto lleno de ilusión es hoy una potente realidad, os habéis situado a la vanguardia de la producción no solo en cantidad sino también en calidad”, señaló. “Hoy el vino y el aceite son cultivos de vanguardia y tenemos una tecnología de elaboración que nos permite competir con los mejores del mundo”, dijo.

Se refirió también a que no se llega de un proyecto inicial formado por 40 personas hasta la realidad de hoy por casualidad. “Después de un siglo sois una gran entidad que representa los valores del mundo cooperativo y que asegura la vinculación a la tierra y a la comarca de los más de 2.000 socios, sois ejemplares, pocas cooperativas podrán presumir de poder contar con vosotros con tantas mujeres cooperativistas que estoy segura que tienen mucho que ver en los éxitos. Y además habéis comprendido que la dimensión es clave, habéis sido capaces de atraer a otras cooperativas a vuestro proyecto. Sois el mejor ejemplo de espíritu, de crecimiento y de innovación”, finalizó.

Y tras la proyección de un video institucional, en el que se repasó la historia de estos 100 años, fue el turno para el presidente de Castilla-La Mancha Emiliano García Page que, además de felicitar a la Cooperativa por su Centenario, animó al sector cooperativo agroalimentario a seguir el ejemplo de El Progreso en su proceso de integración. “En esta tierra entendemos desde hace mucho tiempo que la unión hace la fuerza”, dijo y recordó que 162.000 castellano-manchegos forman parte de alguna cooperativa del sector, el 10% de la población.

García-Page lanzó un mensaje “de esperanza y optimismo” y abogó por mantener “el sentido cooperativo en España” porque eso significará “mejor progreso”. En este sentido, destacó que en Castilla-La Mancha, que produce la mitad de la producción nacional de vino y el 7% del mundo, está revolucionando el sector agrario con la introducción de procesos de modernización en la producción, que se ha roto el dicho de que cantidad estaba reñida con calidad y que las exportaciones van a crecer de forma exponencial. Según el presidente “hay fuerza y energía” para pasar de facturar 1.000 millones de euros al año a facturar 2.500.

Finalmente, para cerrar el acto y antes del aperitivo, la Agrupación Musical dirigida por Alfredo García Buendía, y la soprano Elena Valdelomar interpretaron el estribillo del brindis “A beber, a beber y a apurar” de Marina con el que todos los asistentes pudieron levantar su copa de espumoso Astrum para brindar por otros 100 años de Cooperativa El Progreso.

El Progreso: la cooperativa más antigua de España con actividad ininterrumpida

El Progreso es la Cooperativa Vinícola más antigua de España con actividad ininterrumpida desde sus inicios. Se fundó en 1917 gracias al empeño de un pequeño grupo de agricultores preocupados por la falta de oportunidades justas para elaborar y comercializar sus frutos. La filosofía desde su fundación es mantenerse a la vanguardia de la elaboración vinícola y oleícola para atender con máximas garantías de calidad su producción de uva y aceituna.

Forman parte de la misma más de 2.300 agricultores que miman sus más de 10.000 hectáreas de viñedo y 3.500 de olivar, en las que producen una media anual de 85 millones de kilos de uva, y de 8 millones de kilos de aceituna.

Una de las principales productoras y exportadoras de Europa, comercializa más de 20 marcas de vino, espumosos y mosto fermentado de baja graduación, cuyas etiquetas principales son “Ojos del Guadiana”, “Viña Xétar”, “Huertos de Palacio”, “Jijones”, “Astrum”, “Azareño” o el ecológico “Medianiles”, la mayoría acogidas a la DO La Mancha. Del mismo modo elabora AOVE, aceite de oliva virgen extra, de marca El Progreso; Olirrubia (acogido a DOP Aceite Montes de Toledo), y Los Medianiles (ecológico).

Con motivo del Centenario, ha lanzado 3 nuevos vinos: “El Progreso 1917-100 años”, blanco roble, coupage de chardonnay con airén envejecido en roble; “El Progreso 1917-100 años” tinto roble, coupage de merlot y tempranillo, y el especial “El Progreso 100 años-Edición Limitada” de petit verdot y merlot, los tres acogidos a la DO La Mancha. Y un AOVE de aceituna recogida en verde, “Cosecha Temprana”.

La Cooperativa villarrubiera suma más de 90 premios nacionales e internacionales logrados en los últimos años, entre ellos algunos tan prestigiosos como veintena de medallas de oro, plata y bronce del Concurso de Calidad de la DO La Mancha; la Gran Medalla de Oro y Medalla de Plata en el Concurso Mundial de Bruselas; varios Bacchus de Plata; varias Medallas de Oro y Plata en los concursos chinos Decanter Asia Wine Awards, Interwine y China Wine Spirits Awards; medallas en Japón, plata en el Concurso Sakura Awards de Tokio; en el “Japan Wine Challenge 2015; o el reciente Medalla de Oro al “Ojos del Guadiana Verdejo 2016” en los premios España Selección 2017, por citar algunos.  

2 3 4
5 6 07
7 8 9
10 12 13
14 15  

Gran éxito del primer encuentro de belenistas en Villarrubia de los Ojos, con más de 130 personas de todo el país

belenistasLa alcaldesa Encarnación Medina y varios concejales visitaron el mercadillo belenista de artesanos de 6 comunidades autónomas que acudieron a la jornada organizada por ABEVIL.

La Asociación de Belenistas de Villarrubia de los Ojos (ABEVIL) ha celebrado este fin de semana el primer encuentro y mercadillo belenista en Villarrubia de los Ojos, con la participación de más de 130 personas procedentes de diferentes puntos de España a lo largo de la jornada del sábado. La alcaldesa anfitriona Encarnación Medina y varios concejales visitaron el mercadillo belenista.

En él se han dado cita belenistas de Madrid, Getafe, Hoyo de manzanares, Valencia, Alicante, Benidorm, El Campello, Busot, Mutxamell, Xábia, Murcia, Fuente Álamo, Sevilla, Valladolid, Córdoba, Ciudad Real, Alcazar de San Juan, Granátula de Calatrava, Tomelloso, Villarta de San Juan, Arenas de San Juan, Tomelloso y Daimiel, con un programa completo para pasar un buen día con los miembros de la asociación anfitriona.

En primer lugar, se recibió a los participantes, tomando un desayuno, preparado por la Asociación con chocolate con tortas y galletas caseras de la Tahona, para después visitar el Museo Etnográfico de San Isidro, dónde está la Oficina de Información y Turismo de nuestra localidad, y pudimos visitar lo que contiene.

Para seguir la ruta turística, el Ayuntamiento de Villarrubia de los Ojos puso a su disposición un autobús para desplazarse hasta el Santuario de la Virgen de la Sierra y recorrer su entorno natural y conocer a la Patrona, visitar su museo y disfrutar de la belleza de su patio y sus alrededores. “Con el mismo autobús, subimos hasta la ermita y su mirador de la Mancha de gran belleza paisajística con aromas propios de nuestra sierra, olores a jara, tomillo y romero y para nosotros los belenistas, cantidad de plantas y árboles para añadir a nuestros montajes”, comentaba Clementino Sánchez, presidente de los belenistas villarrubieros.

A poca distancia y con la mirada atenta del Quijote de madera más grande del mundo, con una altura de unos 10 metros, visitaron el complejo hotelero El Mirador de la Mancha, en la falda de la sierra con sus pasarelas, sus patios, sus salones espectaculares, su cafetería y sus cabañas, todo integrado en un entorno natural rodeado de naturaleza y con unas vistas magníficas que hicieron las delicias de nuestros visitantes.

Después de disfrutar de nuestro entorno natural, el autobús los trasladó a la cooperativa agrícola "El Progreso", que cumple 100 años, dónde pudimos catar varios vinos y queso curado de nuestra quesera.

“Después llegamos al lugar del evento, la Sala de Usos Múltiples del Ayuntamiento de Villarrubia de los Ojos, para comer, en donde nuestra Asociación ABEVIL había preparado plato de embutido ibérico y queso, breve de Mª Sierra (ensalada de tomate, con guindilla, cebolla y aceite virgen extra), caldereta de magro y migas con su correspondiente chorizo y panceta, regado todo con vino de la tierra y refresco casero elaborado con los miembros de ABEVIL, además con postres típicos, sequillos, buñelos y hasta un helado”, añade.

Tras una pausa para comer, siguieron con la programación, con la visita de las exposiciones. Primera parada el belén de Mª Sierra y Clemen, perteneciente a la Ruta de Belenes 2016-17, que se ha conservado para disfrute de los participantes en el encuentro, y después la exposición la Vida de Jesús -a modo de belén- desde el bautismo hasta la Resurrección, una representación escénica de 45 pasajes de su vida sobre una superficie de 100 m2. con efectos de movimientos, luces y sonido.

Para completar el día, de nuevo en la Sala Municipal de Usos Múltiples, para participar en la ponencia de David Baena Cordón sobre vegetación y terreno en el belén, fachadas con plantillas, etc., con la participación activa de varios miembros de la asociaciones participantes, en la que aprendieron muchas cosas (cómo hacer flores, hacer árboles y cómo hacer fachadas con plantillas).

Después del aprendizaje, llegó el momento deseado por los asistentes, el sorteo de los productos facilitados por los patrocinadores e imagineros que pusieron su puesto como Hermanos Cerrada, Belenes Ángeles Cámara, Belenes la Adoración, Creando Arte y Tradición, Artesanía Mirete, Maria Luisa Fernández y Luis Mateo.

Los patrocinadores que dieron regalos para el sorteo fueron Lidia Moya, el taller alcarreño, FdB editions, taller de Belén y artesanía Baena.

El encuentro terminó en torno a las 10 de la noche con gran satisfacción por parte de todos; participantes, organizadores y colaboradores. “El objetivo de la ABEVIL era que todos pasáramos un buen día disfrutando de nuestro patrimonio cultural y gastronómico, compartir nuestro buen hacer con la muestra de nuestras exposiciones y el aprendizaje con la ponencia a cargo de David Baena, y sin olvidar que durante todo el día estuvo abierto el mercadillo belenista en la misma sala”, termina diciendo Clementino Sánchez.

Desde la Asociación villarrubiera quieren dar las gracias a todos los que lo han hecho posible:

Asociación, ayuntamiento, colaboradores y patrocinadores.

belenistas 2 belenistas museo belenistas progreso
belenistas quijote comida belenistas  

El villarrubiero Felipe Serrano presenta en el Museo Etnográfico su primera novela, “La flor del magnolio”

presentacion libroEl concejal de Cultura, Pedro Birriales, y la profesora Mª Sierra García arropan al periodista en la presentación.

Más de medio centenar de personas entre familiares, amigos, vecinos y amantes de la literatura asistieron este fin de semana en el Museo Etnográfico de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real) a la presentación de la primera novela del periodista Felipe Serrano, natural de esta localidad, “La flor del magnolio”.

El acto estuvo presidido por Pedro Birriales, concejal de Cultura, Folklore y Tradiciones Populares, que fue el encargado de dar la bienvenida a los asistentes y agradecer la asistencia a esta nueva presentación de un libro escrito por un villarrubiero. A continuación intervino la profesora Mª Sierra García Muñoz, quién hizo una reseña de la biografía personal y profesional del autor, y dio unas pinceladas del contenido de la novela, sin revelar las tramas pero invitando a la lectura, pues supo transmitir a los asistentes la pasión que había sentido ella al leer la obra.

Finalmente tomó la palabra el autor del libro, el periodista Felipe Serrano, que explicó que aunque esta es su primera novela, no es su primera incursión en el mundo literario ya que también es autor de otros dos libros. Agradeció la emotivas palabras de Mª Sierra y se emocionó al mencionar a todas aquellas personas que le han apoyado durante el proceso creativo de la novela.

Felipe Serrano es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Vinculado a Radio Madrid (Cadena SER) desde hace 23 años ha sido redactor de información política local, ahora sobre el Ayuntamiento de Madrid. Antena de Plata de Radio y premio Asociación de la Prensa de Madrid (APM) 2013 al periodista especializado en Madrid es autor de otros dos libros: “Hotel Ritz. Un siglo en la historia de Madrid” (Ediciones La Librería. 2010) y “El tamayazo. Crónica de una traición” (Catarata. 2013).

Su novela “La flor del Magnolio” recorre escenarios como Madrid, Amberes, Bruselas y la manchega Herencia, donde el autor estuvo estudiando varios años. Se trata de un relato de ficción que arranca en 1989 cuando el ex inspector Santos Senabre escucha en la radio que durante las obras de rehabilitación para construir la sede del Banco Santander en el Paseo de la Castellana de Madrid, aparecen unos restos mortales. Se trata de una antigua sala de fiestas (Alazán), cerrada por un incendio en 1976 y reabierta como club de alterne un año más tarde. Inicialmente, los datos que escucha son escasos y bastante confusos, pero el ex policía conoce con certeza la identidad del cadáver.

Para finalizar el acto de presentación, el autor firmó y dedicó ejemplares a los asistentes mientras se pudo degustar de un vino y queso manchego.